Al 80% de los europeos les importa el impacto ambiental de los productos

La Unión Europea ha publicado recientemente los datos de una encuesta de la que se desprende que al 80% de los europeos les importa el impacto ambiental de los productos. Un maravilloso dato que se complementa con otros como que más del 75% de los encuestados estarían dispuestos a pagar un poco más por los productos ecológicos, cifra casi igual a la de las personas que opinan que los productos orgánicos son tan efectivos como los demás.

En el lado de las sombras están las de siempre: la falta de información a los consumidores sobre el impacto ambiental de los productos.

Y de todos los europeos ¿quiénes diríais que son los que más confían en los productos etiquetados como ecológicos? Si estáis pensando en Alemania o los países nórdicos os diremos que no. A nosotros nos ha sorprendido mucho saber que los ciudadanos europeos que más confían en los productos etiquetados como ecológicos son nuestros vecinos los portugueses (84%), seguidos de los malteses (82%) y los franceses (81%). El puesto de los alemanes, uno de los países con más cultura bio y de cosmética ecológica de todo el continente, apenas llega al 44%, lo que muestra una de las confianzas más débiles en los productos biológicos.

En la encuesta, los ciudadanos han sido preguntados por otras cuestiones referentes al consumo, como las garantías de los productos o las fechas de caducidad de los alimentos, cuestiones que han sido muy comentadas en estos últimos meses y que han servido para cambiar, por ejemplo, la fecha de caducidad de los yogures, que de tener fecha de caducidad han pasado a tener una fecha de consumo preferente ¡que no es, ni mucho menos, lo mismo! En Krous® estamos totalmente de acuerdo con todas las iniciativas enfocadas a disminuir la huella ambiental y los residuos que los seres humanos dejamos.

Y vosotros ¿qué opináis? ….

 

Contaminantes en los productos de baño

¿Los champús para bebés tienen que contener necesariamente sustancias químicas que producen cáncer? ¡No!, pero muy a menudo las contienen.

Las pruebas de productos cosméticos  lanzadas en Marzo de 2009 por la Campaña por Cosméticos Seguros encontró dos cancerígenos* conocidos,  el 1,4-dioxano y formaldehído, en decenas de productos de baño para bebés y niños, incluyendo las marcas de Barrio Sésamo, e incluso en el emblemático  champú  para los bebés Johnson&Johnson.
Este informe está basado en los resultados de la prueba lanzada en febrero de 2007, la cual encontró el  1,4-dioxano en 18 jabones diferentes  para bebés, en  geles espumosos  y también en champús. En las etiquetas de ninguno de los productos examinados  figuraban el  1,4-dioxano ni el  formaldehído.

¿Por qué son tan malas estas sustancias?

Tanto el formaldehído como el  1,4-dioxano son conocidos como cancerígenos animales y probablemente también cancerígenos humanos  según  la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU.  Además,  el formaldehído puede causar  erupciones en la piel sensible y delicada de los niños.

Las  compañías que los fabrican argumentan que en los champús para bebés solamente se encuentra muy poca cantidad de 1,4-dioxano.
Desgraciadamente, un niño durante el mismo día puede estar expuesto al 1,4-dioxano presente en las espumas de baño, en champús, en geles de baño y en muchos otros productos.

¿Por qué los productos cosméticos contienen todos estos componentes químicos?

1,4-dioxano es un subproducto de un proceso llamado etoxilación  petroquímica, lo que implica el uso de óxido de etileno (un cancerígeno de mama muy conocido) para procesar otros productos químicos con el fin de que sean menos fuertes. Por ejemplo, laurel  sulfato sódico –que produce la sensación de piel áspera – se convierte a menudo en el laureth sulfato sódico (en la etiqueta, en la lista de los ingredientes aparece como Soduim Laureth Sulfate) químicamente más suave, mediante su procesamiento con óxido de etileno (el “eth” denota etoxilación), lo cual puede provocar la contaminación con 1,4-dioxano .

Laureth sulfato sódico  es sólo uno de los ejemplos comunes. Más de 56 ingredientes de los cosméticos están asociados con el contaminante 1,4-dioxano.
El formaldehído contamina los productos de cuidado personal cuando los conservantes comunes presentes en el cosmético  lo liberan constantemente dentro del envase.
Los ingredientes comunes que puedan contaminar los productos con formaldehído incluyen Quaternium-15, DMDM ​​hidantoína, imidazolidinilurea y urea diazolidinil. 

Las actividades de promoción

En mayo de 2009, hemos entregado una carta a Johnson & Johnson pidiendo productos seguros, que fue firmada por 40 grupos que representan a más de un millón de enfermeras, madres, médicos y defensores del medio ambiente.
La llamada demanda de Agosto de 2008  fue presentada por la oficina del Procurador General de California contra varias empresas por la fabricación de productos con niveles tóxicos de 1,4-dioxano.

Las Buenas Noticias

Sí, hay buenas noticias! Muchas compañías de  la industria de productos naturales están dejando el hábito de usar la etoxilación. Nuevos estándares, como el Sello de  Whole Foods Premium Body Care  no permiten utilizar el proceso de etoxilación. Además,  muchas compañías han estado trabajando en silencio para sustituir los productos químicos como el laureth sulfato sódico que se asocia con 1,4-dioxano.

Las pruebas realizadas por el autor David Steinman y publicadas en marzo de 2009 revelan que se ha descubierto niveles más bajos de 1,4-dioxano de los  que se había encontrado anteriormente en cierta gama de productos – lo que prueba  que es posible fabricar productos sin este contaminante.

Qué puedes hacer tú

Evita usar productos que en su lista de ingredientes  pueden contener los que están contaminados con  el 1,4-dioxano, incluyendo myreth  sulfato sódico, compuestos PEG, y los productos químicos que incluyen en su nombre  “xynol”, “ceteareth” y “oleth”. Así mismo, hay que evitar productos que contengan formaldehido –liberador  de conservantes, incluyendo Quaternium-15, DMDM ​​fenitoína, imidazolidinil urea y urea diazolidinil. Para buscar los productos sin estos componentes químicos, utiliza la búsqueda avanzada en la base de datos Skin Deep EWG y comprueba  el apartado “Contaminations concerns”-“problemas de contaminación”.

Sin embargo, a la larga necesitaremos leyes que nos protejan de los contaminantes desagradables. Escribe a los funcionarios elegidos  actualmente y pídeles “la limpieza de los cosméticos”.

*Cancerígenos – substancias químicas que pueden provocar el cáncer

El artículo traducido desde la página http://safecosmetics.live2.radicaldesigns.org/article.php?id=221